In the next episode…

 

Pasó por mi mente ahora mismo, volviendo de Torrevieja:

Joder, he dado un breve repaso a las últimas entradas y en LCS está predominando últimanente el tema emocional/ reivindicativo “de nada”, cosa que preferiría evitar de ahora en adelante, o al menos dosificarlo para que parezca un blog y no el diario de Patricia. No obstante, completaré el círculo con estas líneas que describen una extraña sensación que sin duda necesito plasmar. Aprovecho para recordarme a mí mismo que esto nació para que lo importante y/o lo interesante no se perdiese en el limbo (trataba de convencerse a sí mismo en un blog que sólo leía él. ¿Ridículo o entrañable?).

El caso es que, de forma esponántea, decidí cerrar un capítulo cuya planificación no estaba a la altura de su importancia. Una vez hecho, y volviendo en una autovía completamente desierta, me preguntaba si realmente he cerrado el capítulo o he vuelto a abrir el libro entero. Tal vez sea simplemente el momento puntual, el efecto nostálgico del Mediterráneo, la improvisación o la comprobación de que no todo es tan distinto como creía. Ni dentro ni fuera de mí, ni siquiera aquello que suponía irreversible. Aquello de “la frialdad se demuestra en los momentos calientes”…

 

La canción de hoy: Visionaries – “If you can’t say love”

 

El coche de hoy (literalmente, fotografiado hoy): 600 Abarth

600 Abarth

Me quedare aquí

Pasó por mi mente ayer a mediodía, mentalmente cruzado entre diseños, ritmos y conversaciones recientes.

Me quedaré aquí hasta que consiga lo que quiero. Aquí, no físicamente porque el lugar es indiferente, sino AQUÍ en mi forma de actuar, de pensar, de aprender habilidades que no necesito y desaprender las aparentemente imprescindibles. AQUÍ en mi cuerpo, corriendo enaltecido por Skrillex, Calvin Harris, Parov Stelar y Cash Candy, amando y odiando las pesas, las flexiones, las toallas y las muñequeras. AQUÍ en mis indescifrabilidad emocional, en mi teórica culpabilidad por sentir en cuerpo y no en alma. AQUÍ conmigo y mís circunstancias*, evitando involucionar para construir lo que sea que estoy construyendo, que aunque a día de hoy no sé lo que es, me encanta más que nunca.

*Efectivamente, en esta frase rindo mi particular y jamás esperado homenaje a Ortega y Gasset. Probablemente el único de todo ese elenco de dinosaurios filosóficos formado por Nietzsche, Kant y otros tantos, del que recuerdo alguna frase. Vamos, que no pretendía dármelas de cultureta – nada más lejos de la realidad -, sino simplemente advertir del no-plagio y la casualidad.

 

La canción de hoy: “Another Night” – Mac Miller –

 

El coche de hoy: ISO GRIFO

ISO Grifo

Bloquear usuarios callejeros

 

Pasó por mi mente en la madrugada del sábado al domingo pasado:

Esta situación es simplemente la “humanización” de lo que hoy en día ya es una opción tecnológica. En Facebook, LINE, WhatsApp, Twitter, etc. ya existe. Es cierto que, al menos en mi caso, es más preventiva que real, pues nunca me hizo falta acudir a este recurso.

Pero, para qué negarlo, sería un avance completísimo el poder hacerte invisible ante determinadas personas con las que no hay conversación posible. Introducir en tu cuerpo una base de datos de individuos con los que no hay nada que hablar, de tal manera que esta BDD – con completísimos filtros y sensores – te protegiese de ser visto por según qué individuos. Activar una distancia de reconocimiento a partir de la cual desaparecieses exclusivamente de sus ojos, no de los demás, evitando esa mirada apartada, esa reacción instantánea de buscar el móvil, mirar escaparates de lencería de abuela o comprobar que el suelo es una suma de baldosas. Todo con el simple objetivo de no cruzar palabra.

Cuidado, que esto le pasa a todo el mundo, sin que haya animadversión, simplemente tendemos a economizar en el esfuerzo de hablar y sonreir, para hacerlo con intensidad con quien de verdad congeniamos.

 

La canción de hoy: “We are the people” – Empire of the Sun –

 

El coche de hoy: Porsche Carrera Gemballa GTR

537670_10151344577210143_1618520988_n

Brain Collage

Pasó por mi mente esta mañana, espontáneamente:

Sin haber cambiado, siendo completamente idénticos en alma y en actitud, habiendo esquivado la astilla del rencor, guardando aprecio, conservando la punta del iceberg, “riéndonos un montón”, sobreponiendo las “S’s” a las “C’s”, separados por la eternidad con carácter subjetivamente provisional, no encuentro lo que busco, no valoro lo que encuentro, no entiendo lo que tengo.

La canción de hoy: “Pretty Woman” – Roy Orbison –

El coche de hoy: Pontiac Firebird (1970)

530974_134683870038809_1698748336_n