El desayuno

Pasó por mi mente el sábado pasado, en el concierto de Be Careful this is Serbia:

Uno de esos placeres comunes en la universalidad. Renunciar a diez minutos de sueño cuando apenas puedes sujetar las pestañas arriba, sólo ocurre por dos circunstancias, aunque yo hablaré de la que da título hoy. Desde las Tosta Rica jugamos a comer animales sonrientes, las María Dorada nos convirtieron en pequeños hombres y acabamos creciendo en el paso a las Digestive Fontaneda, tostadas con mermelada o al sobrevalorado café con leche. Yo me mantengo en el Cola Cao abundante, con cereales opcionales y no demasiada leche. Sin duda, la comida más importante del día y una de las mejores canciones (dividida en dos ritmos) de este grupo que nos volvió a deleitar!

La canción de hoy: “El desayuno de Magic Johnson” – Be Careful this is Serbia

El coche de hoy: Buick GSX (1970)

I survived

Pasó por mi mente ayer por la noche, tras hablar con ABGR:

No sé si todo me da igual o me mantengo estable con todo a favor o en contra, indistintamente. Sonreía cuando lo tenía todo y me sabía a nada. Sonrío cuando no tengo nada y me sabe a todo. Quizá es el golpe de gracia para valorar – aunque sea incapaz de exteriorizarlo – aquello que, queriendo o no, me he ganado para el resto de los restos. Lo que ya no tengo materialmente lo recuperaré y todo será anecdótico. Solo importa que mis rasguños cicatrizan pero ya dejaron huella donde debían. Volverán las 5.500 RPM al lugar donde le corresponden, mi conciencia y mis manos.

 

La canción de hoy: “Black devil car” – Jamiroquai –

 

El coche de hoy: Audi TT Mk1

Idea (sin sentido) para aumentar las ventas de vehículos

 

Pasó por mi mente la semana pasada, al sintonizar la radio del nuevo coche de mi hermana:
No creo que sea una solución posible técnicamente, pero seguro que no es tan mala idea. Dado el descenso constante en la matriculación de nuevos vehículos en España, es obvio que se necesitan encontrar soluciones para facilitar la adquisición de estos a los compradores, sin que ello signifique regalarlos a precios de pérdida. Es decir, se requiere la intervención de un tercer elemento. Hasta ahora ha sido el Gobierno con ayudas como el Plan Prever o el actual Plan PIVE. Pero ¿qué gana el Gobierno con esto? A corto plazo, nada.
Yo propongo un partner infalible, no caduco y con posibilidades de inversión ilimitadas: ¡La música! A ver, ¿qué tal un vehículo con 500 € de descuento solo por llevar a Merche, Álex Ubago o Melendi en la radio de tu coche por un periodo de tiempo concreto? Has de cumplirlo, por ejemplo, tienes que consumir 25 horas de música de esos pobres diablos en tu flamante coche para que el descuento se haga efectivo.
Su escucha no ha de ser contínua, pero tienes dos meses para cumplir con el trato de la acción promocional. Tu radio-CD-mp3 contará con un sistema de control desde la marca de tu coche (pongamos Ford) y desde el sello discográfico (pongamos Sony Music España), en el que se vigilarán las principales variables anti-fraudes (horas de música efectivas, volumen mínimo de escucha y motor a un mínimo de 15 km/h). Esta promoción será financiada en un 75% por el sello discográfico y en un 25% por el concesionario.
El nuevo propietario tendrá que decidir si prefiere el descuento o su salud musical. Con los números expuestos arriba, ganarías 20 €/hora escuchada. ¡¡Allá cada uno!!
La canción de hoy: “It never rains in Southern California” – Albert Hammond
El coche de hoy: Shelby 427 Cobra